miércoles, 12 de junio de 2013

PESCA EN EL RÍO JURAMENTO















EL  GRAN  PEZ

Ya no había vuelta atrás. Terminaba de cerrar la segunda tranquera por el camino de tierra suelta que une (o separa) la ruta de asfalto del río cristalino; Parecían lejos los 250 kms. de asfalto que había recorrido él solo, y que estaban a solo dos de esa puerta. Debía continuar; a veces las opciones simplemente desaparecen…. Esta vez no habría campamento, no habría fogata, ni carpas ni parrillada con asado humeante… nada de eso… es increíble y mágico como a veces un rutinario viaje de laburo puede tornarse una total aventura. Al llegar al lugar de pesca, el panorama no era el mejor: día frío, aguas frías, sin actividad de nada en la superficie, nuevamente los jejenes por doquier y sobre todo caras largas y manos vacías de los muchos pescadores que habían tentado suerte sobre la vera del río… y encima había que meterse al agua para comenzar el spinning!!! Ya que el día se presentaba frío y la actividad de los dorados era nula, y desafiando una vez mas al manual, comenzó a utilizar cucharas ondulantes que no profundizan demasiado, siempre plateadas ya que las aguas estaban claras: la “Dorado 38 grs. – Del”, la “Guitar 40 grs. – Esimar” y la “Mórtal 40 grs. – CAT”, y al final una de ellas dio sus frutos… Después de prospectar un par de lugares sin suerte, y siempre alejándose lo más posible de la gente y buscando lugares solitarios, eligió una corredera fabulosa debajo de un algarrobo a punto de caerse sobre la barranca oriental que el agua comía constantemente, y por supuesto empalizadas a ambos lados de la misma… Ése era el punto preciso, allí debía clavar el artificial, y sí, al primer lanzamiento se obtuvo respuesta… La explosión fue inmediata, el ataque de la fiera fue tremendo, violento, irrefrenable, estaría a cuarenta metros del pescador, éste lo clavó con rápido reflejo y en el acto saltó de izquierda a derecha sobre la corriente, fue entonces, cuando vió tal amarillo volando fuera del agua, y, aunque estaba a bastante distancia, se dio cuenta en forma inequívoca de que “no sería fácil”. La bestia robó línea de entrada nomás, el constante rrrrrrrrrrrr del carrete robado primero lo paralizó, después vino la reacción, regularlo al punto justo (ni muy tenso ni muy suelto) para poder trabajarlo; La fiera lo llevaba, lo arrastraba, y ya en medio del río una complicación más, cuando se dio cuenta que la línea se había enganchado en uno de los tantos palos secos que están debajo de la superficie; sobre las aguas del río solo se ven algunas puntas y cabos secos, pero debajo del agua, cual iceberg, hay más y más enramadas que a veces te complican la vida… y aún mas si estás utilizando un multi que te puede arrastrar un tractor pero que con un simple filo bien puesto se corta como el mejor… Pensó, en un segundo, que su equipo estaba bien, que su reel bastante pequeño sería suficiente “fierro” para soportar los embates, que la caña podría arquearse y arquearse sin reventar, que el multi soportaría el filo del palo del enredo debajo del agua, y que el nudo estaba bien hecho….. repasó los actos previos (en milésimas de segundos) y puso un “aprobado”, entonces pensó irónicamente “es peor! ahora solo depende de mí….” En tres oportunidades el amarillo también se burló del “Manual” (que dice que los grandes dorados pican y se van al fondo, más aún en un día frío y sin actividad): saltó fuera del agua, volaba enloquecido por los aires, para regocijo de otros pescadores que acompañaban la escena como sorprendidos testigos, y seguían la batalla muy atentos, primero fue una lucha porque había que “pelearlo” al pez embravecido, después había que “trabajarlo” y que solo aquellos que saben del oficio pueden entender… Se portó más que bien el pequeño reel, y también la delgada caña, los músculos hicieron la tracción…. y al final ( sí, como toda lucha, tiene su final ) cazador y cazador exhaustos sobre la arena del Juramento…. Costó renovar fuerzas, a ambos le costó, era evidente después de tal desgaste… siguieron las fotos que las tomó un pescador solidario, y la llegada de los otros que estaban tentando suerte, y los comentarios infaltables “lindo bicho, hermoso!”, “ahora tenés que macharte nomás”, “debe tener quince quilos”, “no, me parece de doce”, etc. etc., la bestia pesó una locomotora y media…. Costó recuperarla para su liberación, se la puso en el agua suavemente y se la cuidó por largos minutos, recuperó algo de energía natural, y al fin, el pez libre nuevamente… El Juramento empezaba a devolver con creces todas las fichas que se le puso desde siempre. Al final diremos que la bestia había sido engañada con algo tan simple…. No era un articulado y colorido señuelo de modernas marcas, ni una artesanal mosca trabajada al dedillo, sino una simple cuchara ondulante, bien pero bien tucumana comprada en El Cometa, pero infalible: La “Mórtal - CAT”, acerada para aguas cristalinas; Y a modo de anécdota ya, para los mas técnicos, el equipo utilizado: una caña Aquarius 240 – Silstar; Un Reel CV300 – Sumax (que carga 100 mts. de tanza 0.30 o 120 mts. de multi 0.20), y por último el multi 0,20 color gris.- El Pescador sólo llegó y sólo regresaba, solo cargando la historia de éste relato…

PESCA EN PROVINCIA MISTOLERA


"BAÑADO DE FIGUEROA"








"LA DORMIDA"







"CARRETA PASO"






El Panter´s Team estuvo activo durante los primeros meses de este fabuloso 2013, siempre en la vecina provincia mistolera, se movió como pez en el agua, y así se realizaron incursiones a La Dormida cerca de Loreto, en Carreta Paso y Herrera cerca de Los Telares, y en el Bañado de Figueroa.-


Y la cosa estuvo repartida, en La Dormida –en el mes de Febrero – pescamos una impresionante tormenta que nos empantanó mal el móvil 01, no obstante, pudimos con la adversidad y nos pusimos a pescar nomás (debajo del puente carretero en La Dormida), con el panteramovil embarrado (como aparece en la fotito) y todo armamos un campamento antilluvia, el único que se quedó afuera fue el perro. Cabe aclarar que si bien la pesca estuvo más que pobre, se dieron muchísimos piques de bagres medianos y una que otra boga… Sabaloro fue el que más cosechó….

En Carreta Paso (que significa “Tierra de los conejos”), en donde se junta El Dulce con el Saladillo, abundaron las taruchas medianas y chicas, en la fotito aparece Pantera obligando a una tararira a leer el diario (lo habrá conseguido?).-

En Herrera (volviendo de Carreta Paso) gracias al guía y amigo Luis Jimenez llegamos hasta el Río Salado, y allí la cosecha fue más generosa: Bogas y Sábalos… no vinieron mal para el pobre Abril.

En El Bañado de Figueroa –ya en el mes de Mayo – nos dimos con la novedad de que el dique estaba bajo, pero a pesar de ello se intentó la pesca del dorado, con resultado negativo, pero fueron im-pre-sio-nan-tes los piques de taruchas gigantes que atacaban carnada natural y artificiales (aún con el agua turbia), los artificiales tenían que ser bien de profundidad (con paleta larga si o sí), en un par de horas las capturas fueron de una docena aproximadamente, pero estamos hablando de taruchas de buen porte. Pantera se lució clavando una hoplias de cuatro kilitos…

En dicha oportunidad, probamos (solo dimos una vueltita por el viento reinante) el panterakayak 01, otro medio de movilidad panteril que se suma al equipo (es un medio de movilidad?), recuerden que el Dr. Jorge A. tiene el parapente rojo con el que a veces se traslada…

PESCA DE SIERRAS EN VALPARAÍSO



















 

En este caso nos adentramos a la fascinante pesca de las voraces sierras en las aguas lindantes de Valparaíso – Chile, mas precisamente en la localidad de Horcón, un pueblo pescador bastante pintoresco, desde donde se pueden concertar salidas de pesca con un puñado de guías que están siempre dispuestos a brindar lo mejor de sí. En este caso, se trata de una comisión ad-hoc del Pantera´s Team, que acordó telefónicamente con El Moucho – reconocido guía de la zona, una salida de media jornada en las cercanías de la Isla de Los Lobos, conjunto rocoso pequeño y no habitado a un par de kilómetros de la costa de Horcón.-

La salida del precario muelle en la costa comienza a las 6,00hs. de la mañana, bien temprano cuando se alistan todos los pescadores con botes, lanchas y pequeños yates, para la jornada; En realidad hay camaroneros, cangrejeros con trampas y jaulas, pescadores con redes y otros con líneas, realmente las múltiples formas de pesca se encuentran allí… La salida de El Moucho se hizo colocando palos y desplazando la pesada embarcación (para ocho personas) con caballos de tiro, verdaderos percherones que son utilizados para ese fin y a los cuales los boteros deben pagarles la changa…

La pesca consistía en algo parecido de pesca a la deriva, no llegaba a ser un trolling, sino algo más cansino, se andaba la embarcación una equis distancia, se tiraba la línea y se paraba la marcha quedando a la deriva el artificial; Se utilizaban señuelos Rappala (que son los más conocidos y reputados en dicha localía) de colores llamativos, verdes flúo, fucsias, blancos nacarados, etc.

En realidad lo que se buscaba era nada más y nada menos que las “Palometas” (de 20, 30 y más kilos…) que traducido al idioma del Río de La Plata sería el bien prestigiado “Pez Limón”… y que, una vez que se las clavó en el agua, son combativas como ellas solas. En fin, cuestión semántica de por medio, diremos que no pudimos dar en la jornada que estuvimos con las dichosas palometas o pez limón… una pena…

Pero como no hay tonto sin suerte, contaremos que dimos con un banco de voraces sierras, y digo banco y no cardúmen, porque lo que fuera, fue más que generoso con nosotros… En efecto las clavadas comenzaron sin preámbulo, rápido y furioso, y por la fuerza del oleaje se hacía muy pesada la tracción a la barca; En el caso, se utilizó una vara Surfish Hurricane Max 240 – y un Reel Penn Captiva 5000.- Las capturas fueron alrededor de cuarenta piezas, de 2,500 kgs. promedio; Nos contaba el guía Manuel que a veces se dan las capturas de los verdaderos “tablones” o sea sierras gigantes que pesan alrededor de 7 u 8 kilos fácil y que son muy apreciados por las casas de comidas y restaurantes de la zona.-

En fin, le ayudamos con su faena al amigo Manuel, para que pueda vender su producción en el mercado local…. Y por otro lado nos divertimos bastante con los piques furiosos de la combativa sierra.
La voracidad de las sierras se confirmó, cuando al intentar cocinar una de las piezas, se extrajo de sus entrañas un pejerrey de mar, como muestra la foto, no obstante eso, lo mismo pasó al horno y se la sirvió en la modalidad Sierra a la Española….



   

PESCA EN HORCON - VIÑA DEL MAR













Desde el poblado mismo de Horcón –un pueblito pescador cercano a Viña del Mar, a unos 15 kms. aproximadamente – se puede encontrar un lugarcito para tirar el gancho, y de esta forma tentar suerte con los bichos que pueden salir para sorpresa en los puntos cercanos al precario muelle de dicho poblado. En este caso la comisión Ad-hoc del Panter´s Team ha encontrado unas lindas viejas y unos tomoyos que le pusieron un poco de emoción al asunto. En la playa principal de Horcón, se encuentra el mercado de frutos de mar y mariscos, donde se consigue por módicos pesos carnada fresca para tentar a los peces o para cocinar una rica y refrescante “mariscal primavera”; Las fotos muestran algunas capturas que se realizaron en horarios de la tarde.-

PESCA EN VALPARAÍSO
















En la región de Valparaíso existen muchos lugares para tentar suerte, ya con el lenguado (tan preciado en esas tierras trasandinas), y con los cuales no pudimos dar, ya con las cabrillas, ya con los tomoyos, con los sargos y con las viejas, que lindo pican y jalan como la mejor.

Están al alcance de la mano distintos puntos de pesca generalmente rocosos de La Playa Laguna Verde, El Yeco, Algarrobo, Reñaca y San Antonio, en fín toda la costa es pasible de ser tentada… (todo Chile es una costa) y también aparecen planicies arenosas y playas para lucir los artificiales que atraen tanto al lenguado o a las cabrillas.-

En este caso una delegación Ad-hoc del Pantera´s Team, se desplegó hacia ese costado Oeste con regular suerte (siempre intentando de costa), pero en líneas generales diremos que fueron varias las capturas en especial de sargos, peje diablo y los tomoyos; El cebo utilizado fue piure, jibia y machas. En las fotos aparece un mix (machas y jibia). La mejor hora fue siempre a la mañana (uno se puede encontrar con bruma marina bastante espesa que flota en la costa hasta el mediodía, en invierno y en verano), y también se intentó algo al atardecer, aunque rápidamente se pone frío y hay que pensar en llevar abrigo suficiente.-

Las especies se encuentran siempre en pozones rocosos (salvo los blanquillos y los lenguados) y lastimosamente con abundante vegetación marina (cochayuyo) que complica un poco bastante recoger la línea.-

El cochayuyo es un vegetal marino (que aparece en las fotitos) que tiene múltiples aplicaciones, cosméticas y comestibles, y el cual es cosechado asiduamente por trabajadores de la costa, luego es secado y enfardado para su transporte.-

En las fotitos aparecen playas y roqueríos (con posacaña incluido, todo por el mismo precio) de Las Docas, Los Frailes y Mirasol.-