sábado, 5 de mayo de 2018

EN EL RÍO PARANÁ, SURUBÍES Y MÁS....





(Figureti, el padrino del nóvel pescador Tilapia Suárez asomando la cucuza,
otro detalle: el pez haciendo juego con la indumentaria del pescador)


(Transpiró hasta Evita para sacar ese pintado)




(La mirada de Martín a su presa, con cierto desdén o pena...)





(Misteriosamente no aparece Panter en la foto) 















(Monigoteando en el Río Paraná... No podía faltar) 


(Otra monigoteada más.... y van...)




RAFA SUAREZ OBTUVO EL BICAMPEONATO...

Sí señores... otra vez el equipo interprovincial mixto (¿mixto?) de pescadores integrado por jujeños, salteños, tucumanos, santiagueños y un sanjuanino-mendocino, se hizo presente en las Islas de Reconquista - Santa Fé, para participar del encuentro "Pesca del Surubí Atigrado", y como no podía ser de otra manera el Panter´s Team pisó fuerte en esos húmedos parajes mesopotámicos... El tiempo acompañó en la primera jornada con un día prácticamente insoportable de estival a pesar de lo adentrado del calendario; Una vez más  Cabaña La Amistad brindó su hospitalidad pero los integrantes del equipo no hicieron honor a ese nombre  ya que se verificaron rispideces entre ellos, pasadas de facturas y agachadas... pero al final del cuento el compañerismo pescadoril terminó reinando; Los integrantes se dividieron en tres embarcaciones que fueron en busca de esa adrenalina llamada pique...
En una de las lanchas estaban los santiagueños junto a su coordinador Martín, lastimosamente no engancharon ni la media, es más ya ni la raya monstruosa de antaño quiso acercarse al anzuelo de Martín, paperos al 100% ...ni siquiera alcanzaron el score para figurar en la tabla de posiciones... Martín solo cazó un bagrecito que andaba perdido buscando el Río Salí;
La otra embarcación, comandada por Eduardo "El Sordo" Rivera, y secundada por Pantera y Rafa Suárez, sacaron chispas pero no por su actuación pesquera sino por sus constantes reclamos por el fernet con coca que no giraba la ronda correspondiente, aún así El Sordo Rivera se lució ya que dónde tiraba clavaba un surubí, en total fueron seis sus capturas  más una anguila eléctrica (como aparece en la foto), y hasta clavó un surubí encarnando con níspero, sí así como lo oyen, fue el arma secreta mejor guardada, realmente resultó un afrodisíaco para los peces... Rafa Suárez clavó siete surubíes, sí señores, así como lo escuchan, este inexperto pescador evidentemente estuvo practicando por meses en el fondo de su casa, y así se hizo de siete (7) pintados de buen porte, se debe remarcar que éste novel pescador no llevó ni siquiera una triste caña para el viaje, utilizó cañas prestadas, con un reel Spinit modelo '86 con buje y sin rulemanes que le prestó su padrino "El Sordo" Rivera (no se sabe si le quiso hacer un favor o no) con una tanza del 100...  con ese equipo hechizo logró su récord, y al consultarle cuál era el secreto Rafa contestó "hay que saber hacer el nudo", sí señores, increíble, allí radicó su pericia, en saber atar el nudo... en fín así se hacen los grandes pescadores ¡¡¡ de cenicienta del grupo pasó a primera princesa; Panter de los Álamos, que estuvo "otra vez" con la pólvora mojada, solo obtuvo una captura de un surubí atigrado y que quizo hacer valer por siete (alegando que ese surubí era el más Di Caprio que todos los otros) pero no se lo permitió el titular del vehículo acuático y veedor de la competencia Sergio Comizzo, en la tabla de posiciones quedó último junto a Martín, pero sí se lució como conductor de rodado de transporte y coordinador de grupos...  Sí diremos que al final Panter de los Llanos se llevó el premio Miss Simpatía según los integrantes del Team por unanimidad (no se ríe ni para la foto...), ponemos en claro que los cachorros fueron devueltos al río para preservar la cadena ecológica;
Pero realmente los que pusieron todo en la cancha y se llevaron el Premio Mayor fueron los Rosarinos de la tercera embarcación, quienes comandados por el experimentado Dr. Dorigatti (quién ponía orden en la lancha: primero la cerveza, después el vino, y por último el fernet...) lograron las mejores capturas y las más relevantes, en definitiva los que obtuvieron el Primer Premio, en las fotitos se lo aprecia a Amaya y Facundito quienes lograron surubíes de mas de 17 kilos, que dieron pelea picante a los jóvenes pescadores (el surubí de Amaya, hizo transpirar hasta Evita...), es evidente como el D.T.  Dorigatti, hábil lobo de río si los hay, a lo Caruso Lombardi dirigió el equipo directo al éxito.
Al final, las perlitas:
* Panter de los Alamos pensó en voz alta "Qué tengo que hacer yo en esta lancha con gente inexperta en pesca, para lo único que son expertos es para tomar... yo tenía que estar con Dorigatti!!!"
* Al parecer el bajo score de Panter de los Llanos, se debió a que le escondieron el encendedor, no pudo prender espirales antiinsectos por la noche,  no lo dejaron encender el aire acondicionado, le ocuparon el baño toda la noche, no lo acompañaron hasta altas horas en el beberaje tradicional de estas circunstancias, en fín ... un boicot generalizado del grupo hacia el reconocido pescador que lo puso de mal corazón...
* Panter de los Alamos hasta el día de hoy se sigue preguntando "Cómo puede ser que un viejo no deje prender el aire acondicionado a pesar del excesivo calor ¨para no enfermarse¨, y tome fernet con hielo los cuatro días seguido y no se enferme...?!!?" realmente un acertijo para Panther...


lunes, 16 de abril de 2018

PESCA EN ATAMISQUI - SANTIAGO DEL ESTERO












ATAMISQUI LE DEVOLVIÓ LA SONRISA AL DR. JORGE A

Siguiendo la intuición pesquera, llegamos hasta los pagos de Atamisqui, en pura tierra santiagueña (literalmente hablando), y esta vez no decepcionó, ya que la aventura tuvo final feliz y las capturas fueron múltiples, y sobre todo le devolvieron la sonrisa al Dr. A, quien hacía rato largo que no mojaba... Capturó desprevenidos dorados de portes más que aceptables, bagres, tarariras, bogas, palometas y faltó un sábalo nomás para recibirse de Maestro de Pesca Clase "A"... como se dijo devolvieron la sonrisa al citado doctor, y él también devolvió las piezas al Río Dulce para que continúe la cadena ecológica sin daños posibles, vean las fotos señores!! devuelve un dorado con sumo cuidado, hasta con cariño maternal se puede decir; El Tino solamente un par de sábalos..., bue no siempre se puede dar lección de pesca... El día se presentó más de verano que de otoño, una temperatura ideal y el nivel de las aguas un tanto bajo pero preferible ello a las temibles crecidas de la época, y el color del paisaje espectacular para las postales... en fin, excelente jornada de pesca ... y de menú: asado, chorizos, queso de chancho y un pollo al spiedo, siiii, increíble, un pollo al spiedo que casi casi es devorado totalmente por el Dr. A debido a la convulsión mandibular que le despierta el monte santiagueño... y el fernet en exceso.

jueves, 14 de diciembre de 2017

PESCA EN SUMAMAO - SANTIAGO DEL ESTERO

















BUSCANDO DORADOS ENCONTRAMOS COYUYOS

Una de las ultimas incursiones del año, y como no podía ser de otra manera, la concretamos en el Sumamao, que tantas satisfacciones nos dió antaño, pero bueno, los tiempos cambian y el pique más con razón... Es así como llegamos a este hermoso paraje santiagueño, con sus blancos y extensos arenales, su cielo inmenso de día y de noche, su vegetación arbórea inconfundible a la vera del río, y ese color de las aguas que todavía no se presenta enturbiada como río abajo,  al llegar parecía un páramo escondido entre la boscosidad aledaña al río, pero con el correr de un par de horas, la costa se pobló de aficionados entonces se mostró bien concurrido por pescadores de la zona, santiagueños y tucumanos; el primer día estuvo seminublado y agradable, bastante pasable para disfrutarlo a pleno, al otro día el sol partía la tierra con la fuerza de un soplete y sí para la época no puede presentarse de otra manera. Llegamos esperanzados en viejos recuerdos de pescas alevosas de dorados en dicha zona, pero solo obtuvimos un par de doradillos, unas bogas pequeñas y unos bigotudos medio pulsudos que algo de adrenalina aportaron, cerca del viejo canal se portó mejor el pique, en fín... se la pudo digerir bien a las jornadas, mal que mal cambiamos dorados por coyuyos, chicharras y bigotudos del río Dulce...